martes, 9 de octubre de 2012

THE TALLEST MAN ON EARTH - TEATRO PRINCIPAL DONOSTIA 6/OCT

TALLEST KRISTIAN : A BRAND NEW NAME IN  FOLK MUSIC

Aunque le hice esta reseñita , a cuenta de que me lo descubrió my twin, el disco de 2012 de The Tallest Man on Earth, de título There´s no leaving now, es de los que más me han calado. Me refiero a que aunque no está en la columna de la derecha en ningún  mes, de alguna forma,  ha estado en todos, desde que me hice con él. Este año prefiero concentrarme más que dispersarme con la música que escucho y esa colección de canciones es mágica.
Esa extraña adicción que produce la voz de Kristian Matsson y las melodías que es capaz de sacar de viejas ideas condensadas en el Another Side de Bob Dylan y ese reverb de su deliver, aparte de la bucólica portada, enganchó también a mi hijo Jon y él me fue descubriendo canciones de sus discos pasados tan buenas como las contenidas en este último trabajo.
A eso se unió el entusiasmo mostrado por Ana, mi sobrina,  que adora  a todos los songwriters con voz propia y guitarra de palo o en arpegio.
Mañanas en Frías al calor de There´s no leaving Now marcan y te hacen mandar un mensajito a Mr. Chinaski , que sabes que va a ir su bolo en Barna para decirle al día siguiente: Hey Edu, ¿me muevo hasta Donosti para ver al sueco? ¿Merece la pena?
Él , sin ninguna duda, me contestó, vete Joserra, todo un intérprete y todo un artista.Lo que sería Bob si hubiera nacido en los ochentas.
El caso es que a pies juntillas nos movimos a la Bella Easo, también porque en ese Teatro, uno tuvo la epifanía de ver presentar a Lambchop su p.o.m. Is a Woman, hace ya años...cómo pasa el tiempo, últimamente es mi obsesión, lo mayor que soy.
El sitio es tan cálido, tan bonito, con tan buena acústica y pleno centro de la parte vieja...y 12 €.
Me sorprendió, más bien me emocionó mucho ver que no todo es arruga, que existe un tipo que hace canciones MUY MUY BUENAS, que canta tan especial ( como si Ryan Adams y Jeff Buckley , de alguna extraña manera se juntaran, ni más ni menos en su arte), que suelta perlas dignas del After The Gold Rush o del The Freewheelin´ y que entretiene con su estampa lánguida, largirucha y reptante y con tan sólo una silla y un foco, algo más viejo que el sonajero de Caín.
Sus efectos a la guitarra eléctrica, sus acordes abiertos mitchellianos en las acústicas, sus montañas rusas con las intensidades, su perfecto y sentido fingerpicking (eso es de currantes) , los dos temas al piano maravillosos y setenteros, sus ganas de conectar con tus últimas terminaciones nerviosas para después permanecer para siempre en tu interior, el hecho de que en su puestillo del pasillo esté toda su producción en cd y en vinilo, una preciosa cosecha, la compañía, ese pinchito previo en mi amada Donosti pero sobre todo , el que venga gente joven empujando, llevando la llama de lo conseguido por la arruga a otra generación, hizo que fuera algo muy especial, muy intimo y en definitiva, espectacular.Esos pequeños conciertos donde está el oro.
The Tallest Man on Earth es algo a tener en cuenta  este 2012 y en directo, aún más. Gracias Edu por arrancarme, está uno mayor y necesita ese tipo de empujones.


Los Avett, los Tallest, hay razón para creer. Me pasa con ellos como con Fakeband, pueden sonarte a muchas cosas pero hacen buenas canciones y eso es lo que en esta casa importa.



2 comentarios:

Amo la música más que a todo.

Amo la música más que a todo.
Todos los textos pertenecen a Joserra Rodrigo salvo citas y párrafos con su autor referenciado.