lunes, 9 de abril de 2012

HISTORIA DE UNA OBRA MAESTRA: WORKING MAN´S BLUES #2

Tíos la primera estrofa ¿emociona eh?

Veamos, glups, esto es meterse en camisas de once varas, tratar de dar con lo que inspira y sugiere esa obra maestra que es la internacional de  Bob Dylan, adelantándose a estos tiempos de depresión y crisis económica que ahora nos toca sufrir y refugiándose, como siempre, en el amor.
Lo primero que dibujan los acordes de guitarra, el piano y ese violín emocionante es la palabra COMPASIÓN, compasión por la arruga , admiración por la lucha pasada, comprensión ante la rendición...hasta aquí he llegado y voy y te lo cuento.
Creo que no hay una canción que pueda hacer entender mejor el por qué hay que pelear por lo que otros han hecho por nosotros, es una forma de honrar y respetar el trabajo , es una manera de entender que nada de lo que tenemos nos viene del cielo.
Lo ves claro, un sonido de atardecer rojizo en el porche de madera y un viejo currela en camperas reflexionando sobre si mismo y sobre lo que nos viene encima: el poder adquisitivo del proletario se ha ido al garete y el dinero cada vez tiene menos valor y  es más raquítico, nos cuentan que bajar los salarios va a ser más competitivo con el mundo exterior y , encima, nos lo tenemos que creer. Decir proletariado a estas alturas y que suene cool sólo lo puede hacer His Bobness.
Pero bueno o Dylan es la bruja Lola o es que tiene el don de anticipar el ritmo de los tiempos.
¿Bob desfasado? No te lo creas. El que te lo dice no le conoce. Bob se cayó en la marmita del forever young, no le hace falta ningún tipo de estimulante.The place I love best is a sweet memory , son nuevos caminos los que toca recorrer, resignación hermanos, la arruga es bella para el que la presencia y muy dura para el que la sufre.
Pero él siempre ha querido hacer politica mezclándola con el amor y Working Man´s Blues 2 es una historia de amor, una historia de amor viejuno, ese que acepta la evidencia del anochecer, del transcurso del tiempo y del amor en las penurias económicas.
¿Se puede expresar tanta ternura como en la estrofa segunda?
Ven mi amor,  siéntate en mi rodilla, te quiero tanto como a mi mismo, algo que tú puedes comprobar, mientras escucho vibrar los railes del tren y mantengo mis ojos cerrados para aguantar que el hambre llegue crepitándo a mi estómago ( creeping it´s way into my gut, trata de pronunciarlo y no reírte de Eminem, Nobel ya!)
Existen varias interpretaciones sobre si la canción es un personaje o es el propio Bob, ¿tiene eso alguna relevancia? Ninguna. A cada uno le dice unas cosas. Lo cierto es que vuelve a los versos memorables de Street Legal donde  las más contrarias circunstancias hacen al hombre herido levantarse del suelo con  orgullo gracias a esa vitamina de sentirse vivo y enamorado de la vida. Así es él y eso es lo que transmite. Sleep is a temporary death, él no se duerme.
Está realmente mal, le han robado, le han quemado el granero pero te da otra oportunidad...y luego dicen que es desagradecido...puede vivir de arroz y alubias y se atreve a decir esa mítica frase ( camiseta al canto)  
Some people never worked a day in their life
don't know what work even means
Bob Dylan tiene la facultad de decir las cosas de manera bonita incluso las feas por eso nada importa que luego te de un cambiazo en las letras, caminando por otros derroteros.
Para aquellos que tengan una vida demasiado ordenada no les sirve de nada, para los que la toman como una apertura diaria del toril y a ver lo que sale, Bob Dylan les sirve. Si eres capaz de creer que en un mismo día, incluso de labor, hay tantas subidas, bajadas, curvas y velocidades como en un viaje de  montaña rusa, His Bobness es tu artista. Esta p.o.m. es la compasión en frasquito

La madre:

8 comentarios:

  1. Qué maravilla de post, hermano. Lo he leído escuchando el Standing in the doorway que has puesto en facebook (me muero de la envidia, nunca he visto a Bob Dylan...), ahora me lo leo otra vez escuchando Working man blues. Me emociono toda leyéndote sobre Dylan, de verdad que eres especialito escribiendo, puro groove, baby.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué más puede añadir otro humilde seguidor del Flautista...!
    Muy bueno el señor Haggard. Mítica telecaster.
    Abrazo gigante.

    ResponderEliminar
  3. Justo ayer me puse Modern Times y esta cancion sobresale a lo grande. Es una p.o.m como bien dices.

    Es increible leerte sobre Dylan. Decubres muchos matices sobre el maestro que muchos seriamos incapaces de observar, y eso es impagable Joserra. No dejes de hacerlo nunca.

    ResponderEliminar
  4. Amén. Da gusto leerte. Y si encima oímos al mismo tiempo estas maravillas...miel sobre hojuelas
    Saludosssssss

    ResponderEliminar
  5. No sé si leerás esto antes de pronunciar tu charla , si esto es así tan sólo quiero desearte suerte ; quiero animarte (ya que no puedo acompañarte ) seguro de que tienes bien definido lo que quieres comunicar , estas últimas entradas así nos lo confirman ; pero insisto en lo que te dije , dale espacio a la espontaneidad , es tu fuerte , es tu mejor arma para TRANSMITIR , es de lo que se trata en definitiva ; la gastada , sabia y expresiva voz de Dylan nos llega hoy como fondo testimonial de una larga peripecia vital y artística en cuyo ensamblaje la coherencia y la singularidad ( la búsqueda de ella ) han sido determinantes ; durante el camino ( ya vamos teniendo también nuestros años Joserra ¡ ) vamos perdiendo y vamos ganando cosas ; con Bob creo que hemos salido ganando , no tengo la más minima duda ; ya nos contarás , sobre todo pásalo bien en compañía de los que bien te quieren y van a ir a arroparte ; que sepas que aunque no esté , estaré. ¡hasta la vuelta ¡
    ¡Un Abrazo hermano ¡

    ResponderEliminar
  6. TEnías que cobrar por estas guías de audición. Esta mañana he vuelto a escuchar "Modern Times" con tus comentarios. Un lujo. ¿Estos días es la charla? Bah, lo harás fenomenal. Sigue el consejo de Jesús. Sé tu mismo, pasional y entrañable.

    ResponderEliminar
  7. Sólo puede decirte que me ha emocionado sobre manera, y que nunca antes había sabido hasta que punto aquel chaval del 63 es realmente el mismo que habita en ese montón de arrugas, el mismo pero con la sabiduría como mejor arma. Suerte en la charla, vas a triunfar, estoy seguro.

    ResponderEliminar
  8. Si después de leer y oir esto, uno no es capaz de despegar una sonrisa, es que es de corcho.
    Mucha Suerte.

    ResponderEliminar

Amo la música más que a todo.

Amo la música más que a todo.
Todos los textos pertenecen a Joserra Rodrigo salvo citas y párrafos con su autor referenciado.