domingo, 12 de febrero de 2012

LA MISA DE DOCE: JIMMY CLIFF - JIMMY CLIFF

UNO DE LOS MEJORES DISCOS DE TODOS LOS TIEMPOS

Debo afirmar y afirmo que este supremo disco es de mis favoritos de todos los tiempos. 
Un Otis Redding chabolista, bringing it all back home, un malandro con más estilo que el diseño de la Lambretta, el Kizz de Kingston...Jimmy got soul, Jimmy got soul.
Este disco cuya portada parece la ficha policial de un camello me hace decir incongruencias, me pone loco, me hace bailar de alegría y gozo, me hace exclamar que el reggae got soul y andar imaginariamente por las calles de los ghettos jamaicanos con el ghettoblaster de la mano, a todo trapo. Me hace pensar en la influencia soberana de los Impressions , en esa carrera póstuma de Otis tan trascendental para el desarrollo del rio amazonas que es el Soul y en los buenos discos que escuchaban los Clash.
Esta obra MAGNA en todos los sentidos no fue superada ni por su propio autor y es el fresco donde el soul es más reggae y el reggae más soul, Bob Marley era otra cosa pero él tampoco hubiera llegado a sus cimas de perfección y estrellato si no es por esta maravilla y el camino ya recorrido por Jimmy.
Aunque fueran 11 las cuentas del rosario original es imprescindible la reedición de 25 temas porque Jimmy era un artista de singles como lo era la cultura de su sello Trojan y la de toda Jamaica, si bien la disquera se creó y tenía su centro de operaciones en Londres. 
La comunidad  de las Indias del Oeste de la capital del Imperio se mezclaba en los suburbios con los hippies pero eran incompatibles sus músicas. La comunidad mod fue la que antes se adaptó a sus ritmos perfectos para el baile  y la línea más skin y el punk apadrinaron los nuevos sonidos de la joven jamaica para dotarles de ese barniz británico que tan bien le queda a todo lo que tenga que ver con la cultura afroamericana de manantial gospel.
¿Cómo describir Jimmy Cliff-Jimmy Cliff? Con una horterada: my heart goes bum bum bum con esa combinación de ritmo africano pasado por el brillo del sol caribeño, me pongo mimosin cien por cien, todo tonto con esas cuerdas y esos coros ultra ultra gospel. Una liberación del sufrimiento, de la esclavitud porque es eso: estamos puteados ¿no?, ninguneados y nos dan por todos los sitios pero nosotros tenemos la misa de doce para cantar al Señor (Nuestra Música) aunque , en realidad, le cantamos a nuestro orgullo de raza porque nos trataréis a látigo pero somos los putosamos construyendo himnos de redención.
Pierdo el control con Jimmy Cliff-Jimmy Cliff y aunque su canción más conocida sea la SUBLIME soul ballad, ese I got dreams to remember 2 ( la carrera postuma de Big O, otra vez) que es Many Rivers to Cross, la cual dejaríamos para el momento de la comunión, aquí hay de todo pero, ante todo,  es un funky soul reggae party perfecto y si lo pinchas en cualquier fiesta generas comunicación y extasis.
Time will Tell es la pera limonera y Jimmy borda las estrofas y el call and response del coro de chicas que marcó el camino para que el reggae formara parte de los cajones del rock and roll. Street Legal , you know.
Los ingenuos y melódicos interludios de cuerda y las guitarras haciendo sencillos remoloneos adornan el ritmo de tren que tiene practicamente todo el disco. La segunda, la de la comunión, la ETERNA Many Rivers To Cross, is a classic, ya la pueden usar en anuncios de colonias que no arde, ya la pueden versionear los más mentecatos o los más lúcidos (Bruce) que no la van a superar.
Un momento donde a UK le llegaba de importación el algodón soul en forma de discos por toneladas y donde los grupos estaban receptivos, había fiesta y el genial Chris Blackwell con la carrera de Spencer Davies Group, con determinados y cruciales singles,  introdujo a Jamaica en el mapa de los charts mundiales y, lo más importante, en el adn del british rock, su impronta tribal y orgullosa. Una pasada , un momento sobre el que que me gustaría estudiar un postgrado y después impartir clases, clases prácticas que culminarían siempre en Jimmy Cliff-Jimmy Cliff. Toma pan y moja, supera esto.
Pero estaba Vietnam pululando y la protesta y muchos discos de la Stax 45 r.p.m. con papel de estraza en los soundsystems del funky Kingston, era francamente un momento tan malo como puede ser el actual pero tenían la música...
Use What I Got y piensas...los Staples en McLemore Avenue están escuchando Reggae...maquina del tiempo ya, por favor...
Memphis, Nueva Orleans, Kinsgton , Montego Bay...se me llena la boca.
Toots, roots reggae, posters de Curtis Mayfield en las cabañas de lata.
Hard Rock to Travel, Wonderful World, Beautiful People, Suffering in the Land...así, de seguido por la cara. Y hay de aquel que crea que esto se queda en música para hacer cadenetas, esto es para creer , es para levantarse, es para ser como suena o intentar serlo, un credo...luego ya Boney M ya lo llevaría a las discotecas ( mi defensa a este invento... ni poco bien que lo pasabamos con sus singles de basto funky de laboratorio)
Y como es de comprar y escuchar y amar, no me quiero enrrollar mucho más , aunque si decir que  Come into My Life es un totem para quien suscribe y que, concretamente , sus estrofas me elevan al cielo, una de mis canciones favoritas ever...Otis estará orgulloso de haber dejado un hijo bastardo en Jamaica: Jimmy got soul. Amen.







5 comentarios:

  1. Amén. ¡Buenísimo! Estoy yo muy Dylkan y muy Marley últimamente... Me viene genial el bueno de Cliff.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. diablos Rodri, estoy mosqueado contigo tio!! por qué diablos nunca te ha dado por poner tags a las entradas?, ahora que quería repescar algunos artículos tuyos.

    en fin, siento haber roto el hilo.

    anyway un abrazote!!

    ResponderEliminar
  3. Amen hermano! incluso con lo de Bruce, que aunque se acerca más que otras, no la supera. lz publicidad es muy guarra y puta, e igaul te acerca unos como te aleja otros, en este caso, esa colonia desvituó bastante a la canción respecto a la idea que toquisqui tenía de ella. Que me voy por las ramas. Amen hermano. Esta noche dormiré con los ángelitos y con Jimmy Cliff on my mind.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Vaya, qué bueno de verdad. Y yo años sin volver a escucharlo. Casi, casi desde los años de carrera, que tenía una recopilación de una cinta chusca grabada. Esta tarde se la dedica a Hathaway y Cliff. Abrazote.

    ResponderEliminar
  5. La figura de Marley es tan enorme que tapa todo lo demás para los que no somos reggae dead fans. Y dejando a Marley de lado te encuentras con un mundo de luz y color y muchas ganas de disfrutar de la vida. Y ahí hay de todo , desde lo más dub y dancehall que se puede hacer mas crudo hasta todo ese maravilloso "reggae got soul" que ejemplifica Jimmy Cliff. Yo que no soy un experto me atrevo a recomendar como tónicos infalibles , además de esos primeros discos de Jimmy Cliff y esa banda sonora de todas las bso que es The Harder They Come , a los otros reggae-soulsters a los grandes Toots Hibbert y sus Maytals , "Funky KIngston" "Reggae got soul" "Live" , su disco grabado en Memphis con Jim Dickinson , todo vientos y coros y melodias animadas y ganas de que salga el sol en Febrero. Y si estos son los Otis y Curtis , mi soul-reggae woman sería la estupenda Susan Cadogan. Funky Reggae Party On¡¡¡

    ResponderEliminar

Amo la música más que a todo.

Amo la música más que a todo.
Todos los textos pertenecen a Joserra Rodrigo salvo citas y párrafos con su autor referenciado.