domingo, 31 de octubre de 2010

THE LOUD DOG COUGH

JOHN HIATT & THE COMBO - 30 NOV. KURSAAL DE SAN SEBASTIÁN



Estaba claro que aunque fuera en camilla había que acudir a esta cita histórica con uno de los héroes de Primera División.
No estaba uno para emociones fuertes y levantar la voz debido a una garganta maltrecha y una sensación de presión en el pecho que ya es un habitual en cómo me degeneran todos los virus.
No era mi día como me ocurrió la tercera vez que vi a Wilco en el mismo lugar.Mi tos de perro, my loud dog cough que así queda más roquer, me jugo una mala pasada otra vez.
Sin embargo, tenía tanta ilusión y ganas que estaba dispuesto a todo.
Sin embargo, John no sé por qué razón, quizás por ver aquello bastante petado de gente y con muchas copias de su disco "nuevo" por vender y firmar (al final, en cola todos como los Reyes Magos) o bien por sentirse en Donosti como si fuera Amsterdam, lugar donde acude mucho más, el caso es que el tío cambió totalmente el orden (más) y contenido (menos) de setlist y fue un auténtico bajonazo tras la lectura de las crónicas de lo sucedido en Madrid Y Barna.
Mirad, fue el típico concierto de presentación de nuevo trabajo con un final de hits que le podemos aceptar a Sidonie, a los Marah, a Prophet o a Wilco que están periodicamente, con mayor o menor intensidad,boleando por la piel de toro pero a Hiatt no.
Imaginemos que vemos a Petty (otro que queda de completar del poker) y nos casca su último disco en una hora y otra hora una selección de sus trabajos.
Este es mi pero.
Lo cual no quiere decir que no fuera EXTRAORDINARIO pero como ya dije para un primer polvo el que no aparezca hasta la 13 y fueron 18 , un tema de los dos discos sagrados es hacerte sufrir como un loud cough dog.
También es cierto que si te saben acariciar lentamente luego el orgasmo es más fuerte y los acordes alegres de Your Dad Did liberaron sustancias.
Esa ansiedad, eso de no venir en tantos años es lo que tiene y de eso se percató en las otras dos ciudades pero no en la Bella Easo donde la primera parte del concierto fue una exhibición de buen hacer de banda de su BELLÍSIMA E INFINITA VOZ pero con canciones que para otros artistas serian las mejores (ej. Farris) pero en su repertorio no.
Para empezar el sonido se escapaba en el aire por la sala al principio y parecía de juguetito pero eso pronto se fue remediando. Mira que está uno burgués y pijo pero ahora me tengo que meter eso por donde me quepa y añorar la sala pura y dura tipo Bikini ( me encantó su sonido en Eels) para haber entrado en comunión y en acción con un concierto que rindió pleitesía a la GRAN MÚSICA AMERICANA.
Siempre que puede Hiatt menciona a The Band como su banda favorita y no me extraña...no existen para el fronteras ni aduanas tampoco, él lo mezcla todo con una maestría y un don que hay que comprobar en real.
La banda, su Combo,  me encantó como lo hizo hace pocos días la de Eilen Jewell y Hiatt controlaba los tempos , las perfectamente buenas y variadas guitarras que allí lució (ummmmmmm!)Gibson en acústico para countysoulear o folkear y Fender para blusear y roquear!
Un festín.
Y sobre el primer impacto decir que un artista tan grande me llevó a concluir que esa raza de songwriters de carreras largas que nacen a primeros de los setenta y permanecen en el tiempo aunque pintaran sus meninas hacía la mitad de sus discografias...son LOS MEJORES.
No hace falta que mencione a todos porque ya os los conocéis de memoria pero dejadme derramar una lagrimita por no poder ver nunca jamás en este Mundo a Warren Zevon.Diciendo esto esto digo mucho.
Esa clase, ese saber estar encima del tablao, esos gestos , ese clasicismo, ese todo.
Y vamos con la voz, la voz es lo principal, en directo es una de las más bellas que he escuchado (Caetano? Lucinda? ...)y si Nick Lowe es de la familia de Dan Penn, John Hiatt es , por los clavos de Cristo, un Womack.Como un rugido de tigre...
Es un soulcat como Bobby y tiene esa posibilidad de registros amplios con falsetes imposibles a graves de tabaco y brea, una voz turbulenta, humeante, de country-shack o cabaña sureña donde toda la tradición está condensada y ahí toda parida. 
Podría estar lanzando poesias al aire sobre su voz y nunca acabar y en realidad, al percatarme en el segundo tema de que me costaría llegar a las "canciones vividas" por ser una presentación de disco, me concentré en disfrutar de esas cuerdas vocales.
Siempre me había parecido un vocalista top pero a partir de ayer ya está en mi Hall Of Fame con "Otis , Jackie Wilson y Sam Cooke" que decía la canción de los Brighton 64.
Hasta el hit Cry Love destacar el gospel-rock staples Lift up every Stone en el que no andaba lejos de Joe Henry y el pedazo blues hookeriano que fue Like a Freight Train(parecía Muddy Waters y no exagero, un cable kamaradas)
La deliciosa Carry you back home que cierra su nuevo disco con esa estrofa en falsete ( me acorde de Ruper que por allí andaba y que este tema era de su feeling) y el muy The Band Crossing Muddy Waters donde se te hundían los pies en el fango del Delta.
El funk reptante de Wrote it down ( Walk on, su tercer mejor disco tuvo mucha presencia)fue de lo más sugerente.
Siempre sonriente,entregado, de buen ver, con levis, agradeciendo que con los tiempos duros que tocan hubiéramos pasado por taquilla para que hicieran lo que les gusta.
Las canciones nuevas en directo ganan millones y tienen las tonalidades y profundidad que merecen por lo que aunque el setlist no estuviera trufado de gemas intercaladas, el Open Road lo miraré siempre con otros ojos...aunque sólo sea por eso, le perdono.
También mencionó a Fernando Alonso en un tema sobre coches (Fireball Roberts) y a su difunto amigo Jim Dickinson, el gurú del rock del sur, el alma de todo lo que nos gusta, al que dedicó una potente Master of Disaster.
Y el segundo round fueron tres cuartos de hora de gloria solidificada: 
You Dad Did puro terbasmin para mis pulmones...brío y exile syndrom.
Drive South como Drive all Night(Murphy) o Right on Time (Lucinda) es de esos temas que como él mismo mencionó produce lo que escribió Apollinaire: cuando te sientas bajo conduce hacía al sur ( si Paco, si Lu, si Charo, si Tsi no sabéis lo que tenéis por esas latitudes, luz que no es poco y mucho más)
Una maravilla de road song.
Y luego el cataclismo soul, el momento: Feels Like Rain, en el que no sólo se limitó a defender una de las baladas soul mejores de todos los tiempos sino que la mimó, la besó, la hizo el amor. Baby can´t you feel it, it...chicapum,chicapum, listen, listen, listen.Un silencio espectacular en el Kursaal y un jubilo al acabar, todos en pie.
Todo lo mejor desde Curtis Live hasta It´s too long to Stop Now de Van Morrison: esos cuatro-cinco minutos para el saco de mis mejores momentos live. NO HAY PALABRAS, NO LAS HAY y haber sido perezoso pudiendo haber hecho el esfuerzo (31 € frente a los 120 € de Waits y no hay diferencia de calidad) es como para ponerse cilícios de por vida y justifica drive north (caso de Tsi) o drive everywhere porque esto vale todo su precio en oro.Canción Live del Año y eso que he visto a Randy Newman cantarme Feels like Home.Todo empieza en Feels.
Soulbro joder coño, tenías que haber estado, es que siento el dolor por ti, en serio.Womack, Al , Donny los santones allí llevado en palmitas a John...totalmente inspirado, en trance negroide...buaaaaahhhh.
Slow Turning de contrapunto festivo y con la mítica mención a Charlie Watts, Real Fine Love en arreglo más moderno y lanoise me encantó y Teenesse Plates como final de fiesta.
Luego tras tanto aplauso el bis con Have a little Faith como medio tiempo, desprovista del piano, salada,como hacía Bob Dylan en Budokan...buscando nuevas ángulos a las canciones pero soulful no más y otra de sus meninas.
Para terminar un Riding with the King para demostrar que el blues es la madre que parió el inventó y levantando a todo el respetable.Aunque en Bilbao hubiera sido mucho mejor...somos más agradecidos pero los bolos buenos nos lo roba nuestro barrio para el veraneo..jajaja....es broma, adoro Donosti.
Matricula de honor para al Doctor Hiatt,la ruidosa tos de perro paró y el efecto broncodilatador de anónimo e hizo su efecto, le debo el importe de la receta.




Momento placebo...en Madrid se observa más calor, más inmediatez, más r&roll, en el Kursaal fue más presenciar que participar, más de museo, más frio por el entorno.Ustedes me entienden...Como en el Kursaal tenías el control de prohibición de foto y vídeo lo cual tampoco está mal , la verdad...no hay material.





Perfectly Good Guitars
??????????????????????
Wrote it down and burn it

Fireball Roberts
Wrote it down and burn it
My baby blue
Lift up every stone
Crossing Muddy Waters
The Open road
Carry you back home
Master of Disaster
Like a Freight train
My babe
Cry love
Your dad did
Drive south
Feels like rain
Slow turning
Real fine love
Teenesse plates

Encore:

Have a little faith
Riding with the King

4 comentarios:

  1. Me alegro de que el doctor Hiatt te haya curado ese loud dog cough. No es pa menos. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. pedazo de cronica joserra... me alegro que te quitara esa tos y que acabaras disfrutando como cuentas, genial tio

    un abrazo

    cuidateeeee :)

    ResponderEliminar
  3. Cacho crónica, el doctor Hiatt es licenciado en la mejor universidad de la música, lo cura todo.
    Un Saludo

    ResponderEliminar
  4. Está claro que Madrid es único para los conciertos y la Joy Eslava una delicia. Deberían proclamarla patrimonio nacional para según qué tipo de bolos.
    Por cierto, ese "Feels like rain2 casi me mata. Uffff. Tremendooo.
    Salud.

    ResponderEliminar

Amo la música más que a todo.

Amo la música más que a todo.
Todos los textos pertenecen a Joserra Rodrigo salvo citas y párrafos con su autor referenciado.