domingo, 27 de octubre de 2013

CONCIERTOS DE UN WEEKEND PARA NO OLVIDAR

No es justo que deje de reseñar dos conciertos recientes de un brillante fin de semana ya pasado aunque sea de manera breve.

STAR TIME  with...
Prince Phillip Mitchell (12 de octubre Bilbao, Teatro Antzokia) dentro del Soul 4 Real que se organiza todos los octubres en Bilbao promovido por Alex Subinas y su encantador amigo Aitor donde se vive la música del alma durante cuatro días a muerte y golpe de suela y cariño.

Qué puedo decir...que el concierto fue un sueño y uno de las mejores pases que he visto dentro de las paredes del coqueto Teatro Antzokia de Bilbao y mira qué van cosas Jayhawks, Lucinda, Sexsmith, etc.
Sólo comentaros que si alguna vez os hubiera gustado ser parte de la audiencia de Marvin Gaye en el Palladium o de O.V. Wright en el Apollo, en Bilbao , que no somos chulos ni nada, tuvimos la oportunidad de asomarnos en real,  de ahí aquello de Soul4Real, a un compendio de todo lo bueno que ha dado la música soul desde que se forjó el término, a eso de mediados de los sesenta hasta el momento presente, si bien sobre todo PPM domina, por ser la suya de esplendor , la década de los setenta.

Como en el Apollo de Harlem, Bilbao-Soul 4 Real Concert-
Las razones de mi voto particular para concierto del 2013 son las siguientes:

-Porque el bueno de Mitchell es un compositor legendario en la sombra para los más grandes artistas souleros y aunque tiene poca producción discografica, es un loser del soul , de esos que denominamos mágicos que tanto nos gustan en la Land y cito a Leon Ware, Sam Dees o Leroy Hutson por poner tres ejemplos y para centrarnos en su rollo.

-Porque PPM es un símbolo de la elegancia perdida con ese eterno traje crema más soul que el soul, con ese empaque de hacer llegar al frenesí con su desgarro al personal femenino y puedo atestiguar, también al masculino (escalofrio continuado, poses, filtreos con las chicas de primera fila incluidos, let´s get it ones a mansalva y actitud de dandi predicador del ghetto)

-Porque nos hizo entrar en la posibilidad de la máquina del tiempo en algo que uno ya que creía imposible de vivir porque nunca he cruzado el charco y la época pasó : ver un concierto de SOUL con orquesta completa FANTABULOSA a lo 1975, unos musicos de Barcelona reclutados, creo, por el guitarrista de los Exciters, orquesta sofisticada que en un día y una noche ensayaron más de dos horas de repertorio soultómico consiguiendo la proeza de un star time total y hasta grabaron un single, dos canciones con el Príncipe de Kentucky.

-Porque PPM hizo un "Dan Penn /Sponer Oldham"( el Keep on Talking)  de cagarse pata abajo , no sin antes introducirlo diciendo que son dos de los compositores más grandes que ha dado la Historía, favoritos de Bob Dylan, creo que dijo (ahí conquistó mi corazón, no voy a ser yo quien se lo niegue)

-Porque el ambiente y la acogida al soulman y su troupe fue excepcional, mitad parroquia local mitad ingleses y gente de otros sitios que sabe que el Soul 4 Real es crema, como si aquel fuera el partido en el Teatro de los Sueños, en aquel que hace bien poco el Athletic ganó. En este caso, ganaron los ingleses por su respeto porque los bilbainitos no sabemos callarnos en los conciertos, qué grima oye, qué cotorras somos, siempre pasa lo mismo en el jodido Antzoki.
Alex Subinas tan feliz...gracias por su labor de amor
-Y sobre todo porque el Soul 4 Real es una labor de amor de Alex Subinas que lleva el Passion is no ordinary word tatuado a su persona a extremos con los que me identifico muchísimo ( él organizaba, con lo que eso implica de estar pendiente de todo pero a su ves, estaba en primera fila disfrutando de aquello que ama con ojos brillantes) y nunca se lo podremos agradecer lo suficiente. Un mago Alex, imagina: como Marvin Gaye en el Palladium, en serio y  eso lo consiguió él. A rebosar, tremendo, histórico concierto, Soul is the answer.
Aquí pinchando tenéis una reseña estupenda de los que fueron esos cuatro días de vino, rosas y soul en Bilbao, una cita que recomiendo para el 2014 para el que no lo haya probado porque de verdad que es único y muy especial. El Hotel Ercilla se llena de parejas maduras inglesas que vivieron las mieles del Northern Soul y la escena más negroide de la Pérfida Albión y vienen tan contentos a Bilbao que se sienten como en casa. No me extraña, Bilbao es british, de siempre. El Soul 4 Real es desde que se vino al Botxo, una cita de soul ineludible. Gracias de nuevo soulmates!

Unos vídeos para hacerse una idea de lo que fue aquello aunque sean de móvil y no trasmitan ni un 2% de lo que allí se vivió y escuchó..





STAR TIME with...
Lloyd Cole (13 de Octubre Donostia, Kursaal)

Sacarte de casa un domingo después de comer tan pronto de viaje para San Sebastián y privarte de la siesta del sofá, a mi edad sólo lo puede hacer una leyenda, una de mis pasiones. Además el día interior se vivió la fiesta soul del concierto de Prince Phillip Mitchell y posterior baioloteo en la Boite del Ercilla incluido, como siempre, en el Soul 4 Real. Y menos mal que no me llevó el espíritu allnighter hasta el final porque sino hubiera sido difícil arrancarme y hubiera cortado ese pretender abarcar todo lo bueno que se sube a unas tablas de nuestra querida música rock o soul. Ahora podéis entender que no es tan extraño que me haya sudido la tensión arterial.
Sin embargo, uno era muy chaval, 20 años cuando le dejó cautivado Rattlesnakes de unos tipos que se hacian llamar Lloyd Cole & The Commotions conviertiéndose en uno de los discos de mi vida , el de la extraña puerta de la cover, como aquí señalé en uno de mis Meninas Revisited, cuanto amor encerrado.
No podía faltar a la cita, tengo prácticamente toda su producción hasta cosas raras que Coco me regaló y me parece una carrera la suya en solitaro tras las tres ediciones con sus legendarios Commotions, de una elegencia y un tailoring de la canción realmente sublime y que gana con el transcurso del tiempo.
Pero es que , además, por este writer´s block y rara sensación de falta de tiempo sin faltarme, no había comentado que el bueno de Lloyd ha firmado una de las mejores publicaciones sonoras de 2013, su Standards es el equilibrio perfecto de toda una carrera, soberbio, su Coney Island.
El inglés afincado en NYC de eterna mirada de niño y camisa blanca planteó un recital generoso para los que fuimos en buena compañía , Mikel Erentzun incluido que allí estaba con un colega ( cuanto le ha influido Cole...), completamente solo con el sonido de dos guitarras siempre a afinar en cada ataque por su querencia como la maestra Joni Mitchell a los acordes abiertos y anchos. Tanbién su única y embriagadora voz desde las sombras de Lou Reed o del Dylan Blonde on Blonde pero perfectamente suya, reconocible y puro carbón ardiendo de amor y nostalgia r&roll. 
Me llamo la atención , era la primera vez que le veía: su chorro, su matiz y su grandeza.
Con una guitarra acústica, un doble set con intervalo de descanso y aire acondionado puteándole la garganta repleto de diamantes de todas sus discos, tienes que ser un grande para que no resultes al menos en un minuto algo aburrido. No lo resultó porque es muy grande y una figura básica del pop rock de los ochenta.
Y allí cayerón perlas que me hicieron llorar como 2cv ( no la esperaba) o Brand New Friend mientra sque las canciones del nuevo ( que es muy eléctrico y commotionero) desnudas parecía todavía más bellas.
El aire acondicionado que no se lo desenchufaron hasta el bis ( affair del concierto que dió su juego) nos hizo ver que es un tipo que quiere que se respete al artista y a la canción y que Forest Fire o Broken Record no las compone cualquiera. Y cómo toca la guitarra...y cómo arregla y adapta...
Una espina quitada, un viaje corto pero precioso con los amigos musiqueros de siempre y un acto de fe y homenaje por alguien que te ha educado y lo sigue haciendo porque sigue en la brecha del romanticismo de un forjado de porcelana china de tetera inglesa y cemento de adoquines de la Gran Manzana, una combinación diría uno que  insuperable, chic y eterna.De hecho, Chelsea Hotel de Cohen, sonó.

Haberle visto con banda hubiera sido el delirio pero la puta crisis , la falta de gusto en este jodido país lo hacen todo para que ya fuera un triunfo casi llenar un cubo d elos txikis pero, claro,  regalando entradas a diestro y siniestro...que cosa más triste! , mierda de país en el que la gratuidad es sinónimo de amiguismo y buen rollismo. Puaj.Me gustaría que a esas personas que piensan así no les pagaran el sueldo por su trabajo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Amo la música más que a todo.

Amo la música más que a todo.
Todos los textos pertenecen a Joserra Rodrigo salvo citas y párrafos con su autor referenciado.