sábado, 2 de marzo de 2013

BURIED TREASURES: SWEET SPOT -RUSS TOLMAN ( 1994)

Clásico de la Land
El líder de los True West , banda de ese movimiento "nuevo rock americano" que amamos, el señor Russ Tolman tiene un tesoro escondido, un disco que tiene ese empaque agridulce del Coney Island Baby de Mr Reed: una golosina llamada Sweet Spot de mediados de los noventa.
Lo recuerdo en plena eclosión de los 30 años cumplidos, más o menos y quizás de una época que en la distancia se ve como la más feliz de una vida: algo de pelas, independencia, casa propia aunque fuera alquilada, amigos los viernes, fines de semana en Araia con mi amigo que ya no está Román y sensación de que la música movía los resortes de una euforia y la toma de decisiones desde cómo te haces las tostadas a si vas a tener un hijo o no.
Lo escucho con nostalgia el Sweet Spot pero pienso por qué no tendremos más tiempo para desempolvar sensaciones quizás quitarles su pátina, misión imposible  y ver que todavia puede estar vigente parte de ese sentimiento o hacer lo que sea por recuperarlo.
Sus hammonds, su traqueteo muy feriante, como se acerca a los estribillos contagiosos y su falta de pretensiones que no sean entretener, dejar que las ventanillas del coche se bajen y entre la brisa hacen de esta colección discreta un viaje en montaña rusa, un camino directo al sol que por fin sale en Bilbao, por fin y sube algo la temperatura y a las siete de la tarde es de día.
Uno está hecho un lío como casi siempre, nervioso sin razón, sobrecargado de deberes pendientes que no debieran serlo y en los tururururus de I´m Alive se da cuenta de que eso, justo lo que dice el título es de lo que se trata. Ayer hablé a la tarde un buen rato con mi amigo Jesús del Cierzo , my twin y siempre es como escuchar Sweet Spot con él, al unísono, una gozada, necesitaba hablar con él.
Le comenté que estaba enganchado de nuevo con el Sweet Spot y que el disco de Matthew E White me ha salvado de la arruga, me confirmó que viene al Frías al Fest como tantos otros de vosotros, vamos a pasarlo muy bien, ya veréis.
Ayer con Fakeband escuchando sus nuevos temas ( soberbios por cierto) en el estudio , por la tarde, hablamos de ese rockanlotito que se cuela en medio y hace a los discos grandes y en Sweet Spot se llama Your constant confusion.
Stuck like Glue podría ser de Elliott Murphy circa Affairs, sonido costa este made in west coast. 
Y sigue el festín de los medios tiempos  , esos que tanto gustan a su compadre Chuck Prophet y es un disco fácil que no facilón. Con un I´m gonna miss you que seguro tanto gustó a los Jayhawks. Y una cover del clásico I can´t see clearly now, guitarras ardientes. El baladón Dry your pretty eyes donde se trasmiten sensaciones Modern Lovers y un cierre con un instrumental Foreign Affairs que suele ser síntoma de un buen trabjo.
Me siento generoso, quiero compartir con vosotros este disco chicos porque ayer, escuchando los nuevos temas de Fakeband, volví al Sweet Spot y ahora a la Land, allí  donde pertenezco.
Mandad el mail en comentarios y por we transfer, si os interesa,  os lo mando, lo prometo.

No hay forma de encontrar vídeo del Sweet Spot, este es del anterior pero como Sweet Spot NADA! Pero en Spoty lo podéis escuchar : Russ Tolman


8 comentarios:

  1. No lo conocía, lo he escuchado en Spotify y me ha gustado.
    Thanks!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enviado y recibido, disfruta de esta joyita!

      Eliminar
  2. ...por qué no tendremos más tiempo para desempolvar sensaciones... Es la pregunta que deberíamos hacernos con más frecuencia para, seguro que después de respondernos, tomarnos un respiro, olvidarnos de la vorágine que nos rodea y desenterrar todos esos tesoros escondidos que la mayoría de nosotros siempre relacionamos con las sensaciones vividas.
    Y no se trata de contar batallitas, tampoco somos tan viejos, y seguramente nunca lo seremos suficientemente como para no enterarnos de que The National ya tienen a punto un nuevo disco o de que Bill Fay ha vuelto a la vida; se trata de recuperar y compartir aquellos discos que tan celosamente guardábamos de ser consumidos por el populacho.
    Sweet Spot fue la manera en que se presentó Russ Tolman en mi discoteca, simplemente me fié de la reseña del cronista de turno de Dios sabe qué revista (eran otros tiempos), y a partir de ahí descubrir a los True West y redescubrir el paisley underground, como antes me ocurriera con Rain Parade (después de enamorarme de Mazzy Star) o con Green On Red (tras caer rendido a los pies de Chuck Prophet). La curiosa crítica musical unió los destinos de Russ Tolman y Ed Kuepper con el mío; aún me pregunto por qué en una misma columna, compartiendo espacio, se mezclaban los parabienes dedicados a Sweet Spot y Character Assassination, pero desde entonces el que fuera líder de los mencionados True West y el guitarrista de The Saints compartieron estantería y ambos sonaron en una época determinante para ser lo que hoy soy.
    Supongo que ocurre como con los buenos amigos, te acuerdas de ellos, pero siempre por una u otra razón, dejas para otra ocasión aquel vino prometido o esa llamada que nunca termina de producirse. Hasta que, surgen las grandes ocasiones, haces memoria y en la lista sólo estarán los de verdad. Pronto Sweet Spot sonará en mi reproductor, tu nombre siempre estará en la lista.
    UN ABRAZO JOSERRA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. UN ABRAZO Coco, el finde que viene hablamos o incluso nos vemos, de un salto me planto en Santoña a tomar ese vino viendo a los barcos llegar.Sweet Spot!

      Eliminar
  3. Pues yo con mi burricie musical creo que ya tengo tarea para mañana, no sé cómo andarás de tiempo Rodri, pero si me lo envías te lo agradeceré. Respecto a los amigos,,, yo, que he llegado a tener tres pandillas diseminadas por la ciudad y en la actualidad solo me considero amigo de un par de ellos, aunque no les escriba, aunque no los llame. Han pasado años desde que los vi, no exagero, pero ahí estaré cuando les haga falta. En estos iempos es complicado no perder la fe en los demás y no te miento si te digo que tengo toneladas de motivos para ello. En realidad estoy solo, peor que estar solo, me siento solo y no hago nada para remediarlo, bah, no tengo nada bueno que ofrecerle a nadie. Buenas noches Rodri, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ned te lo envio sin falta, esta misma tarde ya verás como te alegra este día que ya es casi primaveral por lo menos en el Norte...ya nos hacía falta. Respecto a lo que comentas, no eres tú quien debe enjuiciarse a si mismo auque siempre tengamos esa tendencia, tú eres un corazón de oro y sólo este comentario dice más de ti que lo que tú nos puedas contar. Tienes que saber que aquí no estás solo y además que tienes que tratar de abrirte más, es cierto que hay gente mala que no merece la pena ( a patadas, como discos malos) pero perdersese a una buena ( o un disco bueno como SweetSpot) es la cosa más desafortunada que pueda existir.Hay que hacer algo para remediarlo...¿Por qué no te vienes al Fest?
      Un abrazo!

      Eliminar
  4. Tranfer, please. Cada sugerencia de esta procedencia es una joya para no desperdiciar. Impaciente por oir lo nuevo de Fakeband.....
    A Chuck, Green on Red, Lyres, Long Ryders y algunos otros me los presentó un amigo que ahora vive a mil km, con el que hablo un par de vedces al año y nos vemos cada dos, pero es mi amigo. Luego pondré el disco y le llamaré, no me apetece enviar mails..
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigos, es curioso los hay hasta los que se intuye aunque no se les conozca en persona, por lo que dicen o por como es su tono de voz.(ej. tú)
      Los amigos no se miden por el tiempo disfrutado con ellos sino porque ese tiempo sea el tiempo.
      Te lo mando sin falta Juan y please dame el contacto de las Habemus Girls! Un abrazo!
      P.D: Fakeband han grabado 5 temas y todavía no s eplantean hasta el Otoño acabar un disco completo para hacerlo como las bandas buenas, poco a poco, sin sacar por sacar. Los cinco temas son ***** y representan un paso adelante siendo puro Fakeband.Yo creo que va a ser un disco IMPORTANTE.

      Eliminar

Amo la música más que a todo.

Amo la música más que a todo.
Todos los textos pertenecen a Joserra Rodrigo salvo citas y párrafos con su autor referenciado.