sábado, 13 de octubre de 2012

STEVE FORBERT - OVER WITH YOU (2012)


Blood on Forbert

Steve  Forbert es el "niño" de la generación de los Poetas de la Fender tanto por su voz quebrada y dulce como por su eterna cara imberbe. Se encuadra dentro del pelotón de los losers, los unsung heroes,  junto a su amigo Willie Nile: ambos te emocionan con la mera emisión de una silaba sobre una nota, sobre un acorde.
Su carrera da para un especial y lo merece: pieza clave de toda esa generación que no olvidemos, es la mejor: Bruce, De Ville, Graham, Elliott, Loudon, Moon...¿sigo?
Él, al contrario que Nile, nunca ha dejado de publicar discos, eso si a cuenta gotas y siempre han sido buenos.
Si bien las cotas alcanzadas desde su espléndido debut Alive on Arrival (1978) hasta Rocking Horse Head (1996) , con nueve discos en casi 20 años,  constituyen una colección impecable con alguna p.o.m. clara como Streets of this Town ( 1988) producido por Garry Tallent, después , en los dosmiles,  sus discos venian siendo un poquito más erráticos que no malos.
Estamos de enhorabuena porque su último trabajo no sólo mira de frente a su canón sino que es algo especial por su temática y por su tono: Over With You, trata de una ruptura dolorosa y la ruptura en los songwriters saca lo mejor de los mismos, como todos muy bien sabemos.(apreciamos el dolor ajeno)
No sólo consigue eso sino a su manera, con sus wurlitzer y acústicas limpias parecerse un poco a un disco básico de la Land, bueno más que básico, el disco : el Arthur Alexander Warner Bros Album  de 1972 (para el que suscribe el que salvaría de la quema de mi viejo piso de estructura de madera)
Trabajos donde el corazón hace balance de pérdidas y ganancias, sin rencor, reconociendo el dolor y transformándolo en alivio, curativos desde la enfermedad sentimental.
Creo que ha creado una MARAVILLA que fluye como un libro de cuentos, donde todavía el príncipe está enamorado pero la princesa voló y donde su armónica ( uno de los tipos que la tocan haciéndola suya , esa forma chisporrotera de soplar, en la que sientes la humedad de las babas) te rompe el corazón a cachos.
Agente Cooper, tú que eres muy de Essence ( y ¿quién de nosotros no?), ya verás que cosa más bonita.
Combinado ahora con el nuevo de mi niña, Tift Merritt, son la chaquetilla que ya hay que ponerse a mediados de Octubre porque se acabó el calor. 
Inútil comentar una a una sus canciones, no podría resaltar ninguna porque son todas las que forman la dulce conversación, funcionan de seguido y , a veces, en bucle, en necesario repeat.
Diez canciones breves, concisas , algunas medios tiempos, pocas, muchas baladas pero nunca plomizas, siempre ligeras en el buen sentido,  hechas para esa voz que enamora. 
Y la tendencia a acudir a este disco desde el chivatazo desde la Baja Navarra es continua y va directo en Octubre a la fila de la derecha de la Land porque sí, de acuerdo, habrá cosas más flasheantes pero no estamos para perder el tiempo y prefiero comer en casa que en un restaurante, prefiero estar con Steve que con Gizzly Bear porque con él , no me tengo que quitar el pijama y ponerme a recibir las visitas o falsear la realidad: el niño de los poetas de la Fender y NY es de la cuadrilla, de confianza, tiene la llaves de mi casa, le conozco muy bien y él tambien a mi.
Si, claro que si,  se puede decir para que todos entiendan que ha firmado su Blood on the Tracks, nada más acertado.Este año es de los veteranos.

5 comentarios:

  1. ¡Qué ganas de escucharlo! Misma preciosa voz hablando que cantando. Menudo sweet loser. A por él...
    Abrazo gigante.

    ResponderEliminar
  2. Desde que te leí, no sé si en un comentario o aquí en la land, que este disco era imprescindible que lo he estado escuchando. Precioso, nada pretencioso. Y tienes toda la razón, detrás de los Band of Horses, los Gyzzly Bears y todos los grupetes de portada hay otra liga mucho más grande, en edad y profundidad. Estoy aprendiendo un montón, de Elliott Murphy aún estoy escuchando sus discos 70, Willie Nile me cuesta más, pero su Streets of Ney York es impagable. Y de Graham Parker ando picando de aquí y de allá, su último disco me gustó mucho. Atención Joserra a "Shifty Adventures in Nookie Wood", el último de John Cale, no se nada de ese disco, ni tan siquiera lo he escuchado, pero supongo que será más que digno de los poetas de la fender. Saludos

    ResponderEliminar
  3. No dudes que me lo apunto, no me sonaba su nombre y buscando por el "tubo" descubro que es el de Romeo´s tune. Qué tienen las canciones salidas directamente de los corazones "sufrientes" para epatar de esa manera...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Pues habra que apuntarselo, desde el American In Me le había perdido la pista a Mr Forbert.

    ResponderEliminar
  5. Absolutamente fantástico.

    Me encanta. Suena a casa. Muy buen post. Para escuchar en pijama.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Amo la música más que a todo.

Amo la música más que a todo.
Todos los textos pertenecen a Joserra Rodrigo salvo citas y párrafos con su autor referenciado.