lunes, 20 de febrero de 2012

TEMPLE BEAUTIFUL - CHUCK PROPHET



¿Quién dijo que no era posible acercarse en espíritu al Exile on Main Street, al  The River o al London Calling?
Chuck ha firmado un disco mágico, una tobogán de passion rock´n´roll, un poema de amor a Frisco, su ciudad. 
En serio esto es muy gordo. 




Cuando estás acostumbrado a que tu hijo saque del notable para arriba, sin darte cuenta, dejas de valorarle y empiezas a exigirle que de ahí no baje. Valiente gilipollez pero es así, forma parte de algo de lo que no somos dueños, de una comportamientos que se repiten , de unos roles, ser padre.
Chuck siempre ha sido de los mejores de la clase sin llegar a ser un repollo, ha permanecido en el notable alto y muchas veces abonado al 9, nos tiene muy mal acostumbrados.
Desde que su seminal grupo Green on Red entró en el estéreo ya se apuntó directo a la nueva generación de roqueros y poetas , a la  de guitarristas legendarios  y nos ha curado con la medicina que dejaron de producir los grandes laboratorios, es decir,  los mitos que le precedieron y que contaron con los vientos de frente en el  cambio de la década de los setenta a los ochenta ( los poetas de la fender) 
Ël , sin embargo, todavía duerme en hoteles IBIS, 54 € + iva la habitación, cuando es un príncipe que tiene el mojo y se hace discotecas infames por pueblos y ciudades pero todo a mucha honra.
Su carrera discográfica ( de fondo, maratoniana) está jalonada de perlas, ahora como favoritas me vienen el Balanise Dancer (uno de los mejores discos de todos los tiempos) , el The Hurting Business ( innovación) , No Other Love (mítico), The Age of Miracles...en realidad todas porque ya hemos hablado antes de su modélico expediente académico.
Temple Beautiful venía precedido de la filtración de que se trataba de una oda a su ciudad , San Francisco y nada más; todos sabiendo perfectamente que volvería a su 8,5 o 9. 
La sorpresa ha sido muy grande: no por Dios, no penséis que ha suspendido , ni siquiera bajado de puntuación , lo que nos ha venido el chiquillo es con un 10 , un 10 como un sol, como para decirnos...toma...ya, a partir de ahora, a callar,  no me rayéis...puedo sacar la nota que me dé la real gana, incluso suspender.
Es decir, con Temple Beautiful ha culminado una carrera esplendorosa , ha sacado el postgrado pero en nuestra Historía, esa dentro de nuestras mentes ya que el Rock & Roll no interesa a la Humanidad desde los ochenta, ha firmado su London Calling. A partir de Temple Beautiful puede hacer un disco de polkas o electrónico ( no se le da nada mal) porque ya ha hecho su Exile, su The River.Es una highwater mark que dicen los ingleses.
Y aunque tenga doce temas y por tanto, no pueda considerarsele doble, a mi a lo que me recuerda esta oda a Frisco, es a los tres dobles río: esos que dejan fluir estilos y canciones con una gracia pasmosa y que con lo único que te dejan es con las ganas de dar al replay.También puede ser gemelo del Streets of NY de Willie Nile como soneto perfecto a otra urbe-meca-musical U.S.A.
A este hombre el girar unos cuantos meses interpretando la POM de los Clash le ha supuesto estar más en forma que Usain Bolt y atrapar el espíritu de aquel doble legendario: sobre la mesa varios bocetos de propuestas diferentes, la mejor materia prima, vamos a componer, arreglar y grabar doce temazos y sin quererlo, vamos a dejar en bragas al Whole Love de Wilco.Vamos a darle un hilo conductor con una letras que  hablen con orgullo de una ciudad preciosa , borroka, más luchadora y moderna que lo que la serie Hotel nos vendió de crios.No todo es Dock of The Bay allí, lucha obrera, lucha de los gay y lesbianas y políticos corruptos y garitos new wave y punks donde siempre luce el sol pero sopla el cierzo.Por allí arrasaban los Clash en los ochentas.
Y así ha sido. No escucharás cosa mejor que esta en 2012, igual puede que si  pero mejor es imposible.
Algun día , desde que lo tengo bajado, en plena calle, escuchándolo, me han dado ganas de gritarlo a los cuatro vientos, esto es de levitar  y que la gente pensara pero dónde  va ese friki, pero qué coño dice.
Nuestra fantasía, nosotros sólo sabemos que es verdad porque no le conoce nadie. Sin embargo, si lo hago con Bruce me hace la ola hasta la panadera cuando su producción actual no le llega a Chuck a la suela de los zapatos.De verdad , lo de Wrecking Ball no tiene nombre pero que se cree ¿Wagner?, se cree que se va a hacer la revolución con arengas de un tipo que apoyó a Obama para ahora decir que no está ya contento con él. ¿No recuerda eso a Sabina o a Victor Manuel? Bruce y el takecarismo es una puta mentira ( le diría mejor eso de take care of your songs que me hace daño a los oidos esa mezcla de Pogues a lo Wagner que resulta más hortera que el salón de Norma Duval, más dañina que el volumen de los anuncios en Tele 5 y más engolada que la b.s.o. de Braveheart) 
Es una putada ser rico y no saber gastarse el dinero o , a veces , no atinar ahorrando en chorradas. Bueno que nada más lejos de atacar al de Nueva Jersey desde el aspecto personal sino del productor de canciones: yo lo digo, en la encuesta de Chals voté:  soy de Bruce pero no a cualquier precio. 
Dejemos algo de tiempo como dice Lu pero me temo que eso no se arregla.
Pero quiero seguir hablando del Boss, del Boss de Frisco y de su disco singular.
Vamos por temas:
Un acorde de telecaster es un acorde de telecaster y así comienza Play That Song Again: un tema de cinco estrellas, passion is not ordinary word, oh ,oh, oh play that song again. Como Nile arrancándonos el corazón a pedazos, esto si invita a que nos cuidemos al takecarismo y a la revolución.
Seguir con Castro Halloween y sus campanitas y coros costa oeste me hace recordar a los Fleetwood Mac, al sonido de las colinas: en serio, es un himno, es una obra maestra y es la candidata desde hoy a canción de 2012, demasiado pronto y demasiado evidente. Sus solos, sus paradiñas de cortar la respiración...Halloween is gone, gone, gone...zaspa!!!! toma escala eléctrizante, toma cabalgada eléctrica...desde Impossible Germany no escuchaba un solo semejante. Y como dice Lu fastidia el fade out que no veas. Milagro.
Death or Glory, en esa vena esta Temple Beautiful, volviendo a la arquitectura básica poproquera y dice someday it´s gonna be a revolution... ¿a qué esperamos? Y paseas con chulería marcando paso en las aceras, pisando las baldosas impares de cuatro en cuatro.Sigo en mis trece Chuck y Lucinda son lo que fueron Bruce y Patti circa Because The Night, son la verdad de este invento que se retroalimenta, de este forever young que no nos hace tirar la toalla.Tres temas y demoledor.
Museum of Broken Hearts es la balada, las borda, made in Chuck, sugerente, arrastrada, fantasmagórica, como un día de niebla en la bahía, ,con unos arreglos de cuerda trasatlánticos. Impresiona y se te queda con esos órganos traseros que implican conocer y tener los discos que hay que tener. De verdad, es increíble que haya conseguido sacar el 10 aunque era de esperar. Este, como dice anónimo E,  también hará que la arruga sea bella, seguro, es tan brillante.
El medio tiempo con slide trotero dylaniano ala Dignity pero con voz Davies ( hay que ver cuanto tienen en común, salsa agridulce) es Willy Mays is Up at Bats. Ayer la pinché en la radio como podría haber pinchado cualquiera, esto es una pastilla de starlux, todo concentrado, sin desperdicio.Los coros por todo el disco le dan lustre y geolocalización sin gps. Y vienen las guitarras dobladas y somos Heidi, si ya se sabe con lo que se nos hace felices para que meter putos loops y jorobar las baterías...
The Left Hand & The Right Hand cierra la cara A de manera memorable con un vintage Prophet, algo que sólo puede llevar su firma porque él es un fan pero él es él.





Cara B, I felt like Jesus , ahora que hablamos de Petty, Chuck también le adora al rubio y esto podría estar en el Wildflowers y ennoblece el paso que dio junto a Jeff Lynne, un postdylanismo country bien maqueado que consigue ser comercial sin venderse al diablo.Bonitísimo tema con sus lai lai lai finales.
Who shot John es la más sucia del lote y la que termina en una loca madeja de guitarras ardientes y explosivas. En directo, en mayo, la espero como agua de idem.
He came from so far away (Red Man Speaks) penetra en el pantano que es Tusk de los Mac y es que ha sido el grupo clásico que más he revisitado en 2011 porque le veo por todos los lados, cambiaron  el pop, lo cambiaron para siempre.
Buddy Holly que es Dios tenía que estar y está en el dueto con su señora , la Finch ,  Little Girl Little Boy pero el detalle del saxo setenton es tremendo, en serio son un par de líneas pero me entro la risa floja orgásmica...whatever gets you through the night it´s allright Chuck, it´s allright. Y esos tres acordes finales, pin pan pun, eterno!(ala Norman Petty)
El single White Night Big City es un Spanish Stroll pero en Frisco y me recuerda al Santo De Ville, una fina macarrada chulesca y vacilona., fresquita, fresquita.Chuck es la esponja de todo lo bueno desde Holly a Mink De Ville pasando por Jim Dickinson, su héroe.Es sureño, es norteño y suena a NYC y a San Fran , todo a la vez, es rock and roll.
Acaba con Emperor Norton in the Last year of His Life , otra balada pero llena de sombras y de detalles perfectos. Esto podría seguir hasta el infinito pero se para pasados 42 minutos.Mucha riqueza en tan corto tesoro.Y eso que todavía no le he dado a sus letras, estaría fenomenal pillar un guía al respecto, conocer la Historía reciente de la Ciudad, ser  franciscano de toda la vida.
Si algún día me pierdo, encontrarme en las trincheras de la guerra que defienda todas las influencias de Temple Beautiful,  una enciclopedia de emociones roqueras de primer orden. 


P.D: ya veréis como se comenta más sobre lo de Bruce que lo bueno que es este disco. 




Con el de Len, primer disco imprescindible de 2012.

9 comentarios:

  1. Esta tarde lo escuchaba. Gordo no, gordísimo....

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Todo lo que leo de este disco es increible, tengo unas ganas de echarmelo a las orejas, yo tengo Soup and Water y Dreaming Waylon's Dreams y me parecen muy buenos, estoy asnsioso la verdad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Cosa buena, Joserra. Es gracioso pero, como me habían dicho, su voz se parece en algunos momentos a la de Ray Davies, ¿no? Antes no me había dado cuenta, pero en este White Night Big City... jeje.
    Aparte de la anécdota, es un temazo de los que anuncia que no nos podemos perder el resto. Pedazo de producción (¡qué envidia!, jeje). Nunca falla, musicazo con aura.
    Abrazo gigante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compra segura por culpa de Joserra. Descubrí a Chuck y me pareció un discazo. Totalmente de acuerdo, Paco. Suena a Ray Davies en White Night y también en Museum of the Broken Hearts.

      Me encanta el disco.

      Gracias Joserra

      Eliminar
  4. Menuda entradaka se ha marcado usted! Insuperable!!!! Tremenda!!! Ooh! cuanta pasión hay aquí!!! Y sí, llevo tres escuchas y me parece requetebueno, seguiré con él y dejaré que me vaya llevando al huerto, poquet a poquet. Qué cosas tiene la vida, tantas cosas que escucho y nunca le había hecho ni puñetero caso a Chuck... hasta hoy, claro. Rezaré unos padre nuestros, me flagelaré un poco por ello y escucharé mil veces este "Temple beautiful". No sé si podré perdonarme a mi mismo por este descuido, suerte que Chuck es generoso, me perdona y me regala este disco, ahora tendré que cumplir y pasar por caja, por éste y por algún que otro del pasado.

    Pd: ya me dejo de rollos... puto discazo!

    ResponderEliminar
  5. Mmmmm, creo que debes intuir lo que es para mí Chuck Prophet, le sigo (como al resto) desde que dejaron Green on Red, y en este Temple Beautiful se ha marcado un disco de esos que quiero tener varios al año (y apenas tengo). Me parece mayúsculo.
    Ay, pero no seas tan malo con el otro Boss, sí, que me lo imagino rico y pensando, no sale, no sale, mientras le suena el saxo de Little Girl, Little Boy de fondo... pero mira que con apenas 5 escuchas, me sale un mini lp resultón, si es que a los padres y a los hijos les perdono todo, joer....
    ;))

    ResponderEliminar
  6. Me lo he puesto esta tarde antes de leerte y lo primero que he pensado es que sonaba como Lou Reed con los Heartbreakers. No me digas que en 'Who Shot John' o 'White Night, Big City' se da un puntazo a Lou Reed. Será que como estoy con él últimamente me sugestiono. Once again, gracias a His Joserraness otro descubrimiento de sobresaliente.

    PD: Sobre el disco de Bruce... a mí por ejemplo 'You've Got It' me parece una canción bastante resultona, la que da título al disco está bien, 'Land Of Hope And Dreams' también. No es ni malo ni bueno, es otro disco. Que es lo peor que puede pasar. Una pena porque ahora lo van a poner a parir con saña. Él sabrá. Siempre he pensado que cuando no salen buenas canciones lo mejor es hacer versiones con buen gusto y algún tema propio y sacar un disco para flans, como el de Gregg Allman. Pero sin ser tan aburrido, me se entiende.

    ResponderEliminar
  7. Coincido con Aitor, es mejor que sus dos anteriores discos. Esa You've got it es buena, y hay unas cuantas más que están... me gusta eso de resultonas. Has sido duro, aunque yo qcreo que el problema no es de Bruce, el hace lo que sabe hacer, dejarse llevar por Landau una, y otra intentar buscarle una razón de ser a ser millonario y tener una causa por la que luchar, pienso que realmente mientras haya gente que aplauda el nuevo traje del emperador (fan fan) el emperador se dejará hacer esos trajes.
    Respecto a Prophept, genial. me gusta mucho. Discazo y grandísima reseña señor. Esperemos que le mejore el status y pueda al menos continuar con una larga carrera exitosa. Saludos

    ResponderEliminar
  8. A estas alturas, y por mucho que nos empeñemos, Chuck Prophet no va a tener una carrera “exitosa”, salvo que el éxito no se midiera por discos vendidos, sino por el reconocimiento y la admiración de artistas y músicos del calibre de, por ejemplo, Lucinda Williams; por el respeto y la admiración de quienes sentimos la música más allá del fervor de los estadios de fútbol; por tener uno de los mejores directos que te puedas echar a la cara, aunque las pase putas para vender más de tres o cuatro cientos de entradas; y, sobre todo, por la calidad de una carrera sin mácula con ¿diez? álbumes en solitario que ya les gustaría a los actuales Lou Reed o Bruce Springsteen (a quién admira y versiona, “For You”) y unos cuantos más que no me voy a molestar en nombrar. Bueno... ellos seguirán siendo los protagonistas de los baños de popularidad de algún que otro alcalde y de cientos de blogs y de periódicos, locales y de tirada nacional, pero... NO NOS IMPORTA si acambio podemos disfrutar del autor de esta puta obra maestra en las distancias cortas. Pronto visitará Bilbao. Nos vemos.

    ResponderEliminar

Amo la música más que a todo.

Amo la música más que a todo.
Todos los textos pertenecen a Joserra Rodrigo salvo citas y párrafos con su autor referenciado.