martes, 23 de noviembre de 2010

EL PALACIO EN LLAMAS: ARCADE FIRE- MADRID 20-N-10


Esta foto me tiene obsesionado desde hace dos semanas.La descubrí trasteando en la red y es de un año muy john cale , 1919.
Diez años años después de inaugurarse el almacén de vino más importante de la cornisa cantábrica La Alhóndiga de Bilbao,  ésta se incendió y justo la calle desde donde ese picoleto observa el desastre, es en  la que vivo.Tres noches de explosiones de alcohol, fermentos, aceite, petroleo mantuvieron a todo mi vecindario en vilo.
Me fascina echar un vistazo al pasado para entender el suelo por el que piso.Por ahí, justo donde está la farola yo transito varias veces al día y ya no se puede tener semejante perpectiva del edificio emblemático, había que abstraerse un poco para imaginarlo hasta esta foto: aquí luce en la distancia nuestra joya, que en 2010 se ha transformado en centro de ocio urbano real y no de megapark, en un teleclub de diseño pero digno de ver, una razón más  para considerar acercarse a Bilbao.
Y no es que uno quiera hacerse cronista de la villa en esta tierra  pero es lo que hay, ha sido un impacto muy grande el que a dos manzanas tengas una cosa así tras décadas de abandono, olor a vino, cuero y obras perpetuas .Y de alguna manera tenía que salir por algun lado la fuerza de esta foto y  así un símil  bonito: hay grupos como Arcade Fire que nos dan una visión amplia de todo el pasado del rock and roll transformandolo y avanzando y conectan con la gente como los Beatles, Dylan, los Zeppelin, los Clash, Rem ,Nirvana o Radiohead.
Y como el kamarada Aitor del blog Megamelómanos cuyo planteamiento comparto (entradón sobre Darkness que se ha currado el tío) se trata de ser un poco surrealista relacionando cosas que es de lo que se trata,  sitios, gente, sensaciones y dejar un poquito de tí , sugerirlo...para que el resto aporte su propio feeling consigo mismo, con los demás o aquí con su comentario, que sería lo deseable para el que se curra este texto.

Y es que hay cosas tremendamente especiales y una de ellas es ver en el momento justo,  a un grupo muy grande, a uno de los mejores. Y eso es exactamente lo que  pasó en el Palacio de los Deportes de Madrid este sábado. Este lugar también sufrió un severo incendio hace años y este sábado otro figurado y en toda regla lo que hace que sea uno de los nombres más apropiados que jamás se haya puesto una banda.La belleza de las canciones eternas, del setlist rabiosamente perfecto, la entrega absoluta de nueve tíos en escena, hacerle a uno acordarse de los más grandes, sobre todo y no me preguntéis por qué,  de The Clash.
El impacto de un Titanic que arrasa con todo, la caida del mito de que los pabellones suenan mal, los grupos son los que no suenan bien; Arcade Fire hace que su bajo retumbe hasta tocando en la mitad del océano, es un nervio sin fin, es una redención mediante proclamas graffiti, es ese bombo aporreado y esas voces góticas de contramelodías centroeuropeas.
Y es muy significativo que de sus tres discos cayeran más de la Menina Revisited, es decir, Funeral porque ese disco es la banda sonora de la revolución que no tenemos cojones de hacer, ahora las revoluciones son individuales y no colectivas y se trasmiten por auriculares blanquitos y grises o caros shenheizzer o akg.
Y cuentan que en ese incedio del mes de mayo de 1919 en pleno centro de Bilbao murió un bombero y que toda la ciudad salió a la calle a rendirle honores en su funeral mientras casi un siglo después nadie sale a la calle por nadie. Tenemos la música pero no el coraje de que esta adquiera todo su sentido, vivimos todo de manera virtual, pura fantasia.

El grupo de Montreal te hece sentir en directo la chispa de lo que puede ser el comienzo del cambio y sólo por haber sentido esa sensación wagneriana yo ya lo veo como uno de los conciertos más memorables que he presenciado en mi vida. Aquello fue una opera y sentí clavarse los cuchillos por no estar allí conmigo Luisma, Larralde y Benito, cuchillos, porque con ellos he experimentado momentos live antológicos pero ninguno como este de histórico.Es decir, lo único parecido que recuerdo es Wilco en el Euskalduna o Radiohead presentando Kid A en la Plaza de Toros, ya nunca será lo mismo.
No puedo agregar una palabra más porque es realmente difícil describirlo,  los que no estuvistéis serviros de la imaginación y los afortunados sentiros elegidos por los Dioses: un día en Madrid visteis uno de los mejores show de rock&roll de la Historia,  lleno de explosiones diversas como las que se escucharon aquellas tres noches in the month of may, en mi ciudad.


 
Nota: que nadie llame arty, indie o demás gilipolleces a estos tios porque sólo admiten un adjetivo: "históricos"




Y aqui está su Month of May , una bomba que nunca escucharé igual desde que me ha estallado en directo.
 



¿Qué grupo con tres discos, ahora, tiene semejante setlist?
  1. Encore:

7 comentarios:

  1. Joserra, te voy a decir la verdad: Me extrañaba que no escribieras nada del concierto. Estaba deseando que escribieras algo y al mismo tiempo no quería leerlo, porque ya sabía yo que me perdía algo grande, muy grande. Una pena muy grande es la que siento yo por no haber podido ir y el consuelo que me queda es ver pasar el tiempo con la esperanza de que vengan de nuevo y poder estar allí o aquí, donde sea. Por lo demás recurro al tópico de "ya me hago la idea" de lo que allí vivisteis; pero no, no me lo puedo imaginar. Tiene que ser algo increíble verles en directo, derrochando tanto talento y energía y esa sensación de que han echado un cable eléctrico al público para que viva con ellos la experiencia de un concierto explosivo en lo emocional, desinhibiéndote de todo y entregándote a lo que tú Joserra llamas experiencia colectiva.

    ¡Qué suerte que estuvisteis!
    ¡Espero poder disfrutarlo algún día!

    ResponderEliminar
  2. Luisma: Echaron un cable pero de alta tensión!La próxima vez que se acerquen a 1000 kilómetros a la redonda (incluso más, hay easyjets...)te llevo de las orejas...

    ResponderEliminar
  3. No ha podido ser esta vez , espero no perdermelos la próxima vez ; de todas formas y aunque cada experiencia personal es propia e intransferible creo , por tu descripción ( pasional y sensible como siempre) , que asististe a un show especial;
    porque especial es Arcade Fire , autores de una de las OBRAS DE ARTE CONTEMPORÁNEO más valiosas de los últimos años: Funeral.
    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Vaya, gracias por mencionarme. Entre Lu y tú me sonrojo y todo. Bilbao... vista a través de tus ojos parece otra cosa. Lo que cambia una ciudad dependiendo de quién la narre. De estar una hora leyendo el post sobre Springsteen-Bilbao cuando debería estar estudiando. En cuanto a Arcade Fire... lo siento pero no les veo lo de históricos. Tendré que escuchar sus tres discos de estudio y valorarlo de verdad. Siempre me han resultado indiferentes. Que no indieferentes, no quiero despertar tus iras. Pero veo el video y... bueno, alguien tenía que quedarse frío con ellos. Entiende que si me dicen Radiohead digo 'The Bends' y no 'OK Computer' ni 'Kid A'. Sin quitarles nada, pero eso, que no lo veo tíos.

    ResponderEliminar
  5. Me encantan estas historias. Arcade. Me alegro que lo disfrutas, compañero.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Aitor, a uno le pueden resultar indiferentes las cosas pero no se puede negar la evidencia, no serán históricos para ti pero si para la Historia.Y no me entra la ira jajaja sólo puntualizo.
    A mi porque no me mate AC/DC ( prefiero Free o Bad Company) no podría quitarles nunca el adjetivo de históricos.
    Respecto a The Bends, cierto es una puta obra maestra, como el siguiente y el siguiente que se llevan la fama.
    Un abrazo a todos pero hay que polemizar un poco, coño que somos unos sosos.

    ResponderEliminar
  7. "se trata de ser un poco surrealista relacionando cosas que es de lo que se trata, sitios, gente, sensaciones y dejar un poquito de tí , sugerirlo..."
    Exactamente como esta crónica que te has marcado.
    No conozco muchos temas de Arcade Fire, los que he oído me gustan bastante, pero reconozco que me ha sorprendido el alcance que le das a esta banda. Desde luego por el vídeo se ve que en directo deben de ser la caña. Les prestaré más atención.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Amo la música más que a todo.

Amo la música más que a todo.
Todos los textos pertenecen a Joserra Rodrigo salvo citas y párrafos con su autor referenciado.