martes, 5 de octubre de 2010

JOSH ROUSE: EL DESCUBRIMIENTO


Tiempos de primeros números de Uncut, sus recopilaciones nos han descubierto tantas cosas...sobre todo de ese cursi cajón de sastre llamado americana, tiempos en que asomaron la cabeza a mazo muchos nuevos talentos .
Allí situo el descubrimiento del nebraskero, Suburban Sweetheart fue el tema de la selección de la revista-guia espiritual. Él ya estaba entrando en la escena del nuevo Nashville de la mano de coleguitas como Kurt Wagner de Lambchop. Una ciudad por fin abierta a la experimentación tras años de que aquel  que no cumplía el rito country ortodoxo se iba a tomar por ese sitio y se le consideraba un outlaw, literal.
A Nashville siempre se ha ido a hacer buena música ...que se lo digan a His Bobness.

Pero el disco que compré a ciegas sin haber escuchado más que el primer tema ( no descargas time) resultó ser de lo más original: un carita de niño como Ron Sexsmith pero en pijito con un discurso super-personal  y una oferta que mezclaba la dulzura de Paul Simon o James Taylor con arreglos ochentas tipo U2 en sencillo.
La segunda canción que le da título Dressed up like Nebraska es un clásico instantaneo, todavía en 2010.
Y ahora en un ataque de nostalgia lo escucho ya en el Spoty ( qué perezosos que somos ya ni queremos meter en bandeja la rodaja digital) y me dice todavía más cosas que entonces.
Invisible tiene unos acordes de guitarra que pueden ser compartidos por el de Oñati, Mr Ordorika...un mantra de dulce sentimiento eléctrico...y ahí está presentado el artista sin tapujos.
Late Night Conversation nos anunció que los medios tiempos los dominaba tipo la escuela Fleetwood-Rumours, es decir la perfección pop, la cabalgada entre acordes de sol-do-re...!pero si es maravillosa ya la perlita y está en su primer trabajo!
Flair oscurece el panorama y The Trash Period of My Life es una balada reflexiva mientras que en A simple Thing vuelve el brio caracteristico.
En A woman lost in serious problems se ve que es un letrista magnífico pero que todavía no ha descubierto la sunny side of life que luego le acompañará hasta la tierra de las naranjas que no es la China.
El tono era mucho más oscuro pero interesante y seductor.
Lavina si es otra composición seria y sólida como las tres primeras, donde hay miga mientras que el final con Reminiscent posee unas atmósferas , aunque está auto-producido, muy parejas a las del debut de Sexsmith aunque no tiene nada que ver porque Ron estableció la medida para toda su carrera en su soberbio debut (obra maestra) mientras éste era prometedor y ahora, con el tiempo encantador, con la mitad de temas posibles de setlist. Hablamos de que el Señor Lanois mal que les pese a algunos y no miro a nadie, cambió la forma de grabar la música y Mitchel Froom ( Ron Sexsmith) es un alumno aventajado.Y es un figura coño.
Home , su segundo trabajo,  llegaría pronto, mejorando la nota, por supuesto.

Josh Rouse - Late Night Conversation from Phil Bebbington on Vimeo.

4 comentarios:

  1. Escuché su disco Nashville cuando salió, de eso hace años y tenía temas muy guapos. Seguiremos...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. A mí hay cosas que me gustan mucho y otras que me dejan indiferente. Algo irregular en mi opinión el muchacho..Y su álbum El Turista me parece un resbalón de órdago..Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Todos esos de los que hablais ya llegaran... de momento se trataba del descubrimiento...
    El Turista causa polémica pero me gustaría preguntarte una cosa...te gusta la bossa nova, controlas de bossa nova?
    Lo digo porque el tipo está enganchado a los discos de Jobim y eso le puede hacer menos r&roll pero , por otro lado, más interesante. Ahora bien, las canciones que canta en castellano son INFUMABLES pero no dejan ver cosas como Cotton Eyed Joe que son delicious!La cuelgo ya mismo.Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
  4. No conocí el 1972 hasta el 2005 con Nashville, y desde entonces, mirando hacia detrás o hacia delante, no deja de sorprender como se reinventa y cambia de formas arriesgando (con mas o menos fortuna turista) en lugar de acomodarse en una seguramente exitosa autorepetición .Ello tampoco sería un mérito en si mismo si no fuera porque, -salvo experimentos spanish y débitos conyugales-, en cualquiera de sus estilos, siempre nos amaneces con alguna delicia, que no es poco.
    Nos vemos en Donosti. Biba la bossa del master.

    ResponderEliminar

Amo la música más que a todo.

Amo la música más que a todo.
Todos los textos pertenecen a Joserra Rodrigo salvo citas y párrafos con su autor referenciado.